20 febrero 2018

Aunque la cosa no sea nueva en sí misma, el modelo sigue despertando curiosidad, incluso admiración para algunos y, sobre todo, un interés creciente! Los llamados supermercados “cooperativos” no son (todavía!) muy populares, pero cuando un negocio de este tipo echa raíces en una ciudad, rápidamente se convierte en un negocio en sí mismo!

Un supermercado cooperativo?

El concepto se podría resumir fácilmente de la siguiente manera: “El supermercado del que eres el héroe!” Buen resumen para una cooperativa en la que cada miembro es un actor del proyecto, pero también un excelente eslogan para la última cooperativa de supermercados, SuperQuinquin, que celebrará su primera vela el 1 de abril. Y al igual que sus predecesores, especialmente la Park Slope Food Coop en New York, La Louve de Paris o Bees Coop de Bruxelles, SuperQuinquin tiene grandes ambiciones.

¿Cuáles son estas ambiciones? Por un lado, para los miembros de la cooperativa con sede en Lille, para recuperar el control de sus compras de alimentos, una de las principales preocupaciones en esta era de industrialización masiva del sector alimentario. Los cooperantes SuperQuinquin, que cada uno gastó 100 euros (o diez acciones de 10 euros) para unirse al movimiento, deciden colectivamente y democráticamente qué productos estarán en el lineal. Y tenga la seguridad: SuperQuinquin se compromete a promover una dieta que incluya los principios de la agricultura orgánica, la proximidad al agricultor y la calidad del producto.

Otra ambición de la cooperativa SuperQuinquin es la equidad. Incluso si se trata de una operación comercial y los imperativos de rentabilidad nunca están lejos, e incluso en un contexto mutualista, la organización quiere promocionar, por los 1.200 artículos colocados en sus estanterías, el precio justo, tanto para el consumidor como para el productor. De hecho, el margen de utilidad de los productos ofrecidos en SuperQuinquin está limitado al 20%. Este margen se utiliza principalmente para absorber los costos operativos del supermercado. Nada más y nada menos.

Todos para uno

Los precios, hay que decirlo, son generalmente más bajos (¡a veces hasta un 40% más bajos!) a los que se encuentran en los supermercados. ¿El secreto detrás de estos precios bajos? La participación de miembros de SuperQuinquin. Todos tienen que dedicar tres horas de su tiempo cada mes a diversas tareas. En definitiva, los cooperantes se transforman, apenas 180 minutos al mes, en cajeros, manipuladores, empacadores, por nombrar solo algunos trabajos imprescindibles para el buen funcionamiento del negocio. ¡Multiplique tres horas por los aproximadamente 700 cooperantes en SuperQuinquin hoy y obtendrá 2.100 horas de menos a pagar a empleados hipotéticos! ¡Listo! ¡Se revela el secreto de los bajos precios de SuperQuinquin!

La máxima ambición

Actualmente estrecho en sus locales de solo 300 metros cuadrados, SuperQuinquin mira el horizonte 2020 con esperanza y entusiasmo. En definitiva, la cooperativa espera reunir a 1.000 socios y, sobre todo, desplegar sus actividades en un área cuadruplicada, alrededor de 1.200 metros cuadrados.

Carrefour, Auchan y las otras grandes marcas del sector alimentario pueden dormir tranquilos. Pero para aquellos que quieran tener un toque de solidaridad y justicia en su plato cada noche, ¡SuperQuinquin está aquí!

Artículo de François Normandin, profesor, investigador y escritor, HEC Montréal