Autor(es): Maria J Nieto, Bank of Spain
Subjeto:Bancos y medio ambiente
Fecha de publicación: Septiembre 2017

Existe un consenso creciente de que los riesgos del cambio climático tienen implicaciones importantes para la estabilidad financiera. Siguiendo el Weyzig et al. (2014), este documento cuantifica la exposición del préstamo (sindicado) a los sectores de riesgo ambiental elevado de los sistemas bancarios en los Estados Unidos, la Unión Europea, China, Japón y Suiza para ser de USD 1,6 billones y destaca la importancia en términos de total activos bancarios. Por lo tanto, la importancia de explorar las respuestas de política prudencial, incluido un marco estadístico y de presentación de informes armonizados, podría contribuir a la internalización de las externalidades negativas asociadas con los riesgos climáticos por parte de los bancos y sus supervisores. Entre las herramientas de supervisión prudencial, los registros de crédito facilitan la evaluación de los factores de riesgo ambiental en las “pruebas de estrés de carbono” (ESRB, 2016) formuladas para evaluar la sensibilidad de la calidad del préstamo a los cambios en los factores de riesgo climático, como las perturbaciones tecnológicas disruptivas. Estas recomendaciones podrían contribuir a que las Recomendaciones del Grupo de Trabajo sobre Divulgaciones Financieras relacionadas con el Clima sean operativas para los bancos (TCFD b, junio de 2017).

Descargar PDF (en inglés)